En cada país hay centros estéticos que se dedican a realizar este tratamiento. Antes de sumergerte de cabeza en el primer lugar que encuentres te recomendamos averiguar precios (pues no son para nada económicos), así como también asesorarte sobre otras pacientes que se hayan tratado para comprobar los resultados.
Como para todo, es recomendable una visita al medico antes de meterte en algún tratamiento, pero de todas formas cada centro tiene sus especialistas que podrán asesorarte.

El problema no es sólo el dinero que se puede gastar, sino que al tratarse de un tratamiento que no tiene bases tan sólidas como la medicina y la cirugía, los profesionales nunca son del todo aptos.
No existen estándares ni garantías de que los practicantes de la mesoterapia dispongan de la seriedad y profesionalidad que se requiere.

Una dosis mal aplicada ya sea por la cantidad, o por aplicarla en el lugar incorrecto, no solo que no ofrecerá resultados satisfactorios, sino que además puede generar algunas complicaciones.

Antes de seleccionar un lugar, contacta con gente que se haya sometido a tratamientos de mesoterapia, y pregúntale todo acerca del lugar donde se la realizó.
El tema del dinero, también es algo para tener en cuenta. La mayoría de los centros donde se practica la mesoterapia, se aprovechan de las mujeres que son impulsadas por su desesperación y les arreglan más el bolsillo que el cuerpo.

¿Cuánto sale un tratamiento de mesoterapia?
La mesoterapia se cobra por sesión y se calcula que se requieren de 4 a 15 sesiones para ver resultados. Si bien los precios varían mucho entre centros y médicos practicantes, se promedia que cuesta entre US$ 200 y US$ 1000.
Esto significa que un tratamiento completo puede costar entre US$800 y USD$15.000.