• Una de las ventajas mayores que presenta la mesoterapia, es que su procedimiento no es para nada invasor al organismo ni a la piel, ya que no requiere ningún tipo de corte o incisión. Esto significa que no hace falta aplicar anestesias locales ni mucho menos generales, por lo que se reducen los riesgos. Además tampoco requiere de largos tiempos de recuperación, ni muchos cuidados post-tratamiento.
  • Otra de sus ventajas, es que se trata de un tratamiento regional, es decir, aplicado específicamente en el lugar del problema.
  • Se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo a expeción de los senos.
  • Todas las sesiones de mesoterapia son cortas y prácticamente indoloras, ya que lo que se aplica en la piel son pequeñas inyecciones con dosis muy controladas y reducidas.
  • Disminuye considerablemente algunos efectos colaterales que producen la mayoría de los fármacos.
  • Los resultados que ofrece la mesoterapia no están 100% comprobados ni garantizados como en algunas cirugías plásticas.
  • No hay garantías ni diplomas acerca de que los profesionales que practican la mesoterapia tengan el suficiente entrenamiento y profesionalismo.
  • En algunos países los tratamientos de mesoterapia son muy caros, casi tanto que igualan los precios de una cirugía plástica. Al no tener resultados garantizados al 100% se hace difícil pagar tanto dinero.
  • Se han registrado casos de infecciones y diferentes tipos de complicaciones en estos tratamientos. En Brasil algunos tratamientos de mesoterapia han sido prohibidos.